Lunes , 20 Noviembre 2017

Pulmones

Obra: Pulmones
Género: Drama romántico ecosustentable

For long you live and high you fly
And smiles you’ll give and tears you’ll cry
And all your touch and all you see
Is all your life will ever be
James Lovelock

pulmones

En un contexto demográfico, este 2016 ha sido un año muy peculiar. Han muerto importantes figuras culturales de la segunda mitad del siglo XX, lo que resalta el fin de una era; pero a la vez me paso escuchando a gente alrededor que está teniendo hijos, lo que indica el germen de una nueva generación. Esto también ha producido un aumento exponencial de fotos de recién nacidos por Whatsapp, que los padres primerizos intercambian digitalmente como si fueran láminas coleccionables. Las imágenes entusiastas de estos progenitores estaban en mi cabeza (y en la memoria de mi teléfono) mientras veía la obra Pulmones.

Porque el título se refiere a los pulmones de una persona potencial. Mientras están de compras, un hombre (Francisco Ossa) le pregunta a su novia (Francisca Lewin) si desea tener un bebé, dicho de manera tan ligera como si estuviesen escogiendo un mueble prefabricado. Ella, atónita frente a esta pregunta inesperada, lanza una ráfaga imparable de reflexiones y respuestas, al punto que uno se cuestiona en qué milésima de segundo consigue respirar. Hay que destacar la capacidad pulmonar de Lewin, así como también la reacción facial de Ossa por su elocuente mirada de “¿Por qué encendí esta batidora sin tapa?”. Aún así, hay un cariño mutuo, sin duda.

La interacción entre ambos intérpretes equilibra con vivacidad la variedad de emociones en una relación romántica. Son tiernos en sus instantes de complicidad, aunque sin llegar a ser a empalagosos, y son ácidos sobre sus faltas mutuas, pero evitando caer en la recriminación. Esta dinámica es potenciada por una limitada tarima cuadrada verde como única escenografía, que condensa la energía interpretativa por la cercanía impuesta. Esta condición espacial recalca la versatilidad de dirección de Álvaro Viguera, quien en un mismo semestre ha mostrado desde un espectáculo inmenso en Happy End a un par de exposiciones intimistas en Pulmones y Conferencia sobre la lluvia, un monólogo que tuvo recién una breve temporada en el Teatro Universidad Católica.

La dramaturgia, de Duncan Macmillan, se asemeja por sus diálogos diligentes a otro texto contemporáneo inglés: Constelaciones, de Nick Payne, que se presentó el año pasado en el Teatro de la Palabra. Aunque el texto de Macmillan se escribió antes, ambas obras coinciden en una conciencia existencial que aborda temas más profundos a partir de la perspectiva de una unión sentimental afectada por el tiempo: En Constelaciones se explora mediante un reset & rewind la simultaneidad de la multiplicidad dimensional, mientras que Pulmones es un debate en fast forward constante sobre las implicancias éticas de la sobrevivencia de la humanidad.

Esta aceleración me recordó a Passage, un videojuego experimental creado por Jason Rohmer, un desarrollador independiente norteamericano. En Passage, el protagonista camina por una línea pixelizada de tiempo por sólo cinco minutos. A veces avanza junto a una pareja romántica, lo que duplica el puntaje pero vuelve más difícil el recorrido. A medida que se acercan a la meta, ambos envejecen y fallecen sucesivamente. Debido a la meditación sucinta e intensa que plantea sobre la vida a través de una experiencia interactiva, en 2013 el Museo de Arte Moderno de Nueva York lo incorporó a su colección permanente.

Pulmones refleja esta contemplación sobre el ineludible transcurso de la vida, pero también la amplía hacia variables morales con repercusiones globales. La preocupación incesante de esta dupla no es sólo por tener méritos suficientes para ser padres, preguntándose reiteradamente de si son “buenas personas”; sino que además se angustian con fundamentos consistentes por el planeta. Por cada persona que nace aumenta el índice que emisiones de dióxido de carbono y la población mundial se duplica cada vez más rápido. Esperemos que la pequeña esfera sobre la que estamos parados no estalle tan pronto debido a nuestros propios alientos.

Funciones: Jueves, 21:00 horas. Viernes y sábado, 22:00 horas. Del 11 de junio al 30 de julio en Teatro Mori Bellavista (Constitución 183, Providencia)

Ficha artística:
Dirección: Álvaro Viguera
Autor: Duncan Macmillan
Adaptación: Ignacia Allamand
Elenco: Francisca Lewin y Francisco Ossa
Producción: The Cow Company

Acerca de Jaques de la Brioche

Jaques de la Brioche
Opinólogo escénico y teatroll | Si usted no tiene sentido del humor (cosa grave, visite a su urólogo) o espera algo más solemne, mejor vaya a leer las críticas de los periódicos.

También puedes ver

Bitácora estival – Enero 2017

Día: 6 de enero Clima: Despejado. Obra: Blanche Neige, de Ballet Preljocaj (Francia) Reseña en haiku: ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *