Lunes , 20 Noviembre 2017

Producción independiente de teatro: varias reflexiones y 6 recomendaciones

Autor: Ronee Penoi
Fuente: www.recursosculturales.com
(Enlace original http://goo.gl/Tw4etV)

Recientemente el sitio web Howlround.com publicó una serie de artículos en los cuales dos productoras radicadas en Washington DC comparten sus experiencias, “buscando hacer su trabajo más visible y traer reflexión, análisis y rigor a los procesos independiente y autogestionados”. En esta entrega compartimos la versión traducida de un de estos artículos, realizado por Ronee Penoi.

El Productor Creativo (sustantivo): una definición

Producir por cuenta propia puede ser un camino solitario. No hay una comunidad de productores independientes como la hay de artistas, teatros y agentes. El trabajo que hacemos suele ser menos visible y más difícil de entender. Esa es una de las razones por las que estoy escribiendo esta serie de artículos con mi colega productora Annalisa Dias. Hay muchas reflexiones, lecciones y desafíos para remarcar, y espero que en el proceso unamos un poquito más a nuestra comunidad.

Por Ronee Penoi

Cuando empecé a producir por mi cuenta hace unos años, me sorprendió la variedad de respuestas recibidas. Una persona quiso rescatarme ofreciéndome un trabajo. Otra me dijo: “Guau, eso es valiente”. Y otra más pensó que había dejado la ciudad, porque no estaba en la lista del staff de ningún teatro local. Muchos estaban emocionados, pero la misma cantidad estaba confundida sobre qué pensaba hacer yo exactamente.

Para ser justos, “productor independiente” no significa lo mismo para todos. He visto varios significados:

a. Artista autogestionado
b. Ricachón independiente que financia “proyectos-mascota”
c. Recolector persuasivo de inversores para producciones comerciales

Me ubico a mí misma en una opción de: “productora creativa”. Como todo artista, soy generadora, pero estoy creando capacidad y optimización de oportunidades.

Anu Yadav en su obra El sueño de Meena, que lleva a cabo en el Foro Teatro en Silver Spring, MD. Como Touring Productor, Ronee ayudó a recaudar $ 16.000 para apoyo a la realización de una película y un álbum de la música de la producción, así como la compensación de los costos futuros de giras. Foto por Derek Rittenhouse.

Sobre la capacidad: mi objetivo es llenar los vacíos entre el potencial de una obra y su realización. Entre la supervivencia de un artista y ser sostenible. En mi día a día, soy una escritora de carpetas para subvenciones, agente, maestra del presupuesto, friend-raiser, organizadora de la comunidad, coordinadora de accesibilidad, hacedora de paneles, sostenedora de manos, secadora de lágrimas, pateadora de traseros, y negociadora. Añado lo que sea necesario para llegar desde donde estamos ahora a donde tenemos que ir. Pero creo que una excelente producción no termina ahí. Llenar huecos tiene limitaciones.

Sobre la oportunidad: siempre que sea posible, es importante crear nuevas posibilidades en lugar de competir por las ya existentes. Crecemos al hacer más grandes las porciones, no siendo los mejores en reservarnos las más grandes para nosotros mismos. Ya se trate de la identificación de una nueva fuente de financiamiento, una nueva audiencia, o sociedad, las nuevas oportunidades son el espacio donde el arte se encuentra con el mundo. Imagino una vida para la obra de arte de la misma manera que un artista imagina lo que es posible sobre el escenario.

Produciendo por mi cuenta, inmediatamente tuve que responderme muchas preguntas acerca de mis valores y qué es importante para mí; ya no estaba sirviendo a la misión de una institución. En estos dos pilares -crear capacidad y optimizar oportunidades para el arte – es donde aterricé. Me pusieron al servicio del artista y su arte. Además de eso, no tengo una descripción firme de mi trabajo, y hago lo que sea necesario para darle vida a un proyecto en el que creo.

Igualmente, crear oportunidades puede ser un desafío. Ya es suficientemente difícil hacer lo que sabés o creés que podría funcionar, mucho más aceptar y perseguir una idea nueva con energía y recursos. En nuestra industria, estamos orgullosos de declarar nuestras afiliaciones con un teatro, con una organización de servicios, con una red, un show, y/o con alguien con quien solíamos trabajar. De todas formas, las mayores oportunidades de crecimiento empiezan cuando dejamos de buscar caras que reconocemos y empezamos a ver las caras que no conocemos que miran hacia nosotros. Para dar verdaderos pasos que no sólo nos beneficien a nosotros sino también a todos los que nos rodean, a veces tenemos que incomodarnos, y convencer a alguien más de que se incomode con uno.

Para mí, crear oportunidades puede ser muchas cosas distintas, y se pueden alcanzar muchos objetivos diferentes. Por ejemplo:

  • Dar un papel a un actor no-blanco que no conocés expande la base de actores diversos en tu área
  •  Fomentar una audiencia que sea nueva para el teatro en lugar de tomar una de otro teatro expande la base de apoyo para todos
  • Encontrar un nuevo flujo de financiamiento afuera de las mismos diez subsidios a los que todos aplican significa que estamos creando financiamiento en lugar de competir por ello
  • Llevar un artista a una conferencia sobre los desafíos más grandes del mundo puede ayudarnos a entender mejor cómo las artes pueden abrir nuevas formas de entendimiento.
  • Una organización sin fin de lucro presentando un show artístico porque cree que el trabajo resuena con su misión significa más oportunidad para ese artista y una resonancia más profunda de su trabajo.

Estas son victorias donde nadie pierde. Acá hay más oportunidades, financiamiento y audiencias en general (no más para mí, menos para vos).

Ronee y Anu antes de una producción de El sueño de Meena en la Universidad de Towson, 2015. Foto cortesía de Ronee Penoi.

Para mí, este es el nuevo desafío para nuestro campo, crear nuevas conexiones y nuevos valores donde una vez no hubo nada. Tal como los artistas son creadores de cosas que no estaban antes, esta debe ser un área donde nuestra industria prospera. Sin embargo, nuestras imaginaciones han sido sintonizadas más con lo que está en el escenario que con lo que está fuera de él. Estos movimientos son riesgosos y difíciles. Hay algunas historias de éxito, pero no suficientes.

Amo el desafío de llevar esto adelante todos los días. Disfruto llenando los agujeros y alcanzando el espacio del “y si hiciéramos…” que está más allá. Puedo experimentar, y ser ágil. Es este trabajo duro -construir algo que no estaba antes ahí- a lo que estoy comprometida.

Y desde que tomé este trabajo hace dos años, aprendí algunas lecciones. Este es mi top 6:

1.  Puedes ser independiente, pero no puedes ir solo. 
Se necesita una gran red de contactos (network) para competir y obtener audiencias, financiamiento y recursos para tu causa artística. Pero si estás tratando de encontrar nuevas fuentes de los tres vas a tener que moverte y mucho. Vas a tener que hablar con todo el mundo, sus amigos, y los amigos de sus amigos sobre qué les importa a ellos, sobre qué se preocupan, y entender qué de tu trabajo podría (o no podría) atraerlos.

2.  La innovación lleva más tiempo de lo que piensas. 
Mientras menos familiarizado estés con una persona, institución o proceso, más grados de tiempo y energía vas a tener que presupuestar para la comunicación y la formación de relaciones.

3.  Sé humilde. Sé curioso. Sé sincero. Sé intenso. 
Puede ser algo difícil abarcar todas estas cualidades a la vez. Producir es en muchos sentidos crear puentes entre personas y pasiones, lo cual requiere confianza. La confianza comienza con que la gente entienda que llevas con seguridad tanto lo que sabes como lo que no sabes, que tienes una visión, y que tu puerta está siempre abierta.

4.  Vas a necesitar tener un conocimiento básico de todos los aspectos del cómo hacer teatro. 
Para poder navegar correctamente el barco, vas a necesitar conocimientos de producción, desarrollo, marketing, conexión/compromiso con la comunidad, y procesos y desafíos administrativos. Delegar es inteligente, pero no siempre vas a tener ese lujo. Entendimiento comprensivo significa que puedes utilizar más de tu creatividad en resolver problemas.

5.  El éxito no ocurre todo de una vez, sino que es la culminación de una larga serie de acciones persistentes y poco glamorosas. 
En este caso mails, o aplicaciones a subsidios, o ráfagas de marketing…

6.  Un buen productor necesita creatividad más que cualquier otra cosa. 
Antes de que cualquier presupuesto pueda ser bocetado o que se firmen contratos, un productor tiene que tener una visión de éxito en su mente que haga que se concilien las esperanzas del artista con las realidades del mundo. ¿Cómo será pagado? ¿Quién debería verlo y quién lo va a ver? ¿Qué impacto va a tener? Llevar el arte a la realidad es un poco de magia.

Cada proyecto que trabajé se vio un poco diferente, y he trabajado con artistas e instituciones en distintas formas. Incluso así, descubrí que mis pilares se mantienen.

Traducción: Julia Borobio

Acerca de Teatralízate

También puedes ver

Antología de Cuentos de Antón Chéjov (Descarga PDF)

ANTOLOGÍA DE CUENTOS DE ANTÓN CHÉJOV Literatura de dominio público 1. Aniuta 2. ¡Chist! 3. ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *