martes , 20 noviembre 2018
marily

El Teatro del Ángel vuelve a lo suyo

Luego de un pasado teatral esplendoroso y de su caída a cine triple X, la sala renació además con música y cine. El debut fue el 21 de abril con Tres tristes tigres, de Alejandro Sieveking, dirigida por Willy Semler.

Mucho caudal artístico es el que arrastra el Teatro del Ángel desde su nacimiento al inicio de los 70 con nombres claves como Ana González, Bélgica Castro, Alejandro Sieveking o Víctor Jara en sus comienzos, para seguir con María Cánepa, Héctor Noguera o Roberto Navarrete.

También acuña el estreno de la primera obra de Andrés Pérez, Las del otro lado del río, y el debut Juan Radrigán con Testimonio de las muertes de Sabina. Eran tiempos de esplendor del teatro independiente con toda su energía en el texto de los grandes de la escena universal y de la dramaturgia nacional. Y también del humor, porque allí se escucharon los compases de Radiotanda y el trajín de la Desideria, personaje central en la vida artística de Ana González.

Primero la sala fue ocupada por la compañía del mismo nombre, y más tarde pasó a Los Comediantes, a cargo de Ana González, hasta que en 1984 la actriz bajó el telón de El Ángel y se puso en arriendo, cayendo en manos de impensados locatarios.

A mediados del año pasado, llegaron por casualidad a las puertas del Hard Cinema los empresarios del rubro del espectáculo Carlos Cornejo y Cristián Poblete, quienes buscaban gestionar un local. Ninguno conocía mucho del glorioso pasado del a la fecha cine triple X ubicado en el subterráneo de la galería El Ángel.

“Ocurre que por otros motivos acompañábamos a una persona en un recorrido por el centro de Santiago, y ella nos comentó sobre la existencia de una sala que tenía el letrero de ‘Se arrienda’”, cuenta Cornejo. Constataron el decadente estado del local, pero decidieron arrendarlo.

“Queremos dejar atrás esos 15 años como cine porno, con el rescate de la sala completa para devolverle el valor que corresponde a través del teatro, cine y música. Hay un pasado histórico y cultural que recuperar”, continúa Cornejo, y anuncia que la actividad musical ya se inició con un ciclo de bandas nacionales que incluyó a Vuélvete loca y Bym Records, Bronko Yotte y Lars from Mars & Silvio Paredes (Electrodomésticos) .

En teatro debutó con Tres tristes tigres, de Alejandro Sieveking, a finales de abril. Bajo la dirección Willy Semler, con un elenco integrado por Patricia López, Remigio Remedy, Erto Pantoja y Kiki Rojo. Escrita a fines de los 60’, refleja una realidad de la época con las aspiraciones de un grupo de mediocres personajes conviviendo durante veinticuatro horas en un céntrico departamento de Santiago.

Carlos Cornejo adelanta que próximamente habrá una convocatoria para elaborar la temporada teatral del recuperado Teatro del Ángel.

Alejandro Sieveking: “Como volver a empezar”

Todo comenzó cuando Alejandro Sieveking y Bélgica Castro se encontraban de gira por la entonces Checoslovaquia a principios de los 70.

Histórica imagen: el dramaturgo Juan Radrigán habla por el teléfono de la boletería de la “Sala del Ángel”, parado por fuera de su entrada, en los días del estreno en Chile de su obra “La Contienda Humana”, por la compañía El Telón. (Imagen de Revista Ercilla de noviembre 1988).

“Vimos un teatro que era factible para Chile, una sala chica, pero donde se podían representar grandes textos”, recuerda Sieveking. Regresaron a Chile con este proyecto en mente, una novedad para la escena local, dominada por los teatros universitarios con sus grandes producciones, multitudinarios elencos y pomposas escenografías.

El grito de independencia de la institucionalidad teatral lo dieron Ana González, Luz María Sotomayor (Lute), Bélgica Castro, Alejandro Sieveking, Luis Barahona y Dionisio Echeverría. “Nos asociamos y la Ana pidió un préstamo para adquirir la vieja sala subterránea en el sector de San Antonio y Huérfanos. Lo llamamos Teatro del Ángel, mismo nombre de la compañía”, relata.

“Se inauguró en 1971 y la primera producción fue de La mantis religiosa, de mi autoría, que dirigiría originalmente Víctor Jara, pero él tenía tanto trabajo político que tuve que debutar en la dirección”. A sala llena de miércoles a domingo, con doble función los sábados, la cartelera se complementó con Toruvio el Ceniciento, espectáculo infantil de Luis Barahona.

“Testimonio de la muerte de Sabina”, de Juan Radrigán, con Anita González y Arnaldo Berríos marzo de 1979, en el escenario de la “Sala del Ángel”.

Después de una decena de estrenos, 1973 pilló a la compañía presentando Espectros, de Ibsen, y preparaba el debut de La virgen del puño cerrado, de Sieveking, con dirección de Víctor Jara. El cantautor y director fue asesinado antes del estreno. Sobreponiéndose a su muerte y a la situación en el país, estrenan la obra en noviembre del ’73. Sería el último trabajo del grupo en su sala.

Tras la separación del colectivo, Bélgica y Alejandro partieron con el nombre de la compañía a Costa Rica, en tanto que Ana González creaba en Chile el grupo Los Comediantes. “Esto es como volver a empezar”, dice hoy Sieveking sobre el estreno de Tres tristes tigres, su próximo reencuentro con el Teatro del Ángel.

Por Carmen Mera O. / Fundacionteatroamil.cl

marily

Acerca de Teatralízate

También puedes ver

“Franco”: Carabinero es arrestado por crimen pasional

Franco es la historia y nombre de un carabinero homosexual que se encuentra recluido en la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *